Seleccionar página

En 1900 Ponferrada tenía 2962 habitantes, en 2009 alcanzó su techo llegando a 68.736 habitantes. En 2018 era la sexta ciudad en población de Castilla y León por delante de capitales de provincia como Ávila, Zamora, Segovia o Soria.

A principios del siglo XX los ponferradinos seguían gravemente afectados por la crisis de la filoxera que había acabado con el viñedo. Por esa razón los bercianos emigran masivamente a América desde finales del siglo XIX. Las actividades principales eran la agricultura y la ganadería,  Ponferrada centralizaba los escasos servicios públicos. En 1910 el censo de la ciudad ascendía a 2932 habitantes y el del municipio a 7448 personas.

MSP comienza a instalarse en Ponferrada a partir de 1918. La empresa compra al Ayuntamiento más de 270 hectáreas de suelo con fines industriales. Esta venta resultó una ganga para la empresa y una hipoteca de nefastas consecuencias para el futuro de la ciudad.

La Hoya Berciana 1900 | © IGN

Construcción estacion Ponferrada PV 1918 | © Facebook

Viaje inaugural Ponfeblino 1919 | © Facebook

Ponferrada a principios del siglo XX | © Facebook

Los felices años 20

En diez meses se construye la línea férrea que conecta Villablino y Ponferrada. En torno a la estación de tren del Ponfeblino se irían estableciendo las instalaciones del complejo de MSP, lavaderos,cargaderos, talleres y fábricas se construyen entre 1919 y 1921.

En 1920 en Ponferrada vivían 5031 personas y el municipio tenía 9829 habitantes. Ese año se construye la primera central térmica de MSP cerca de Compostilla. Era de pequeñas dimensiones equipada con un horno de combustión, una caldera y una chimenea con remate modernista de casi 30 m. En 1921 MSP ya era la primera empresa productora de carbón en León.

En 1929 se decide la ampliación de la central térmica de MSP. Así producirá energía para la empresa y para la red pública. La maquinaria de la antigua térmica se desmanteló para reutilizarla en la central que MSP estaba construyendo en Villablino. En 1930 la empresa tenía 1220 empleados y extraía 257 millones de Tn de carbón.

En torno a 1930 el censo ascendía a 5696 habitantes en la ciudad. En el municipio vivían 10.785 personas. La juventud de la población será muy acusada tras la primera ola inmigratoria. Un 40% de los habitantes en 1930 no superan los 15 años y sólo el 3,2% ha superado los 65. En esa fecha ha desaparecido el elevado porcentaje de trabajadores del campo y son los obreros industriales los más numerosos. Lo más llamativo es que el 64% de los habitantes de Ponferrada no han nacido en el municipio, son inmigrantes de muchas otras partes de España.

Plano de Ponferrada alrededor de 1930| © IGN

Puente y Avenida de la Puebla 1930| © Facebook

Calle del Reloj1930 | © Facebook

Calle Estafeta 1930 | © Facebook

Los convulsos años 30

Tras las elecciones del 12 de abril de 1931 y la llegada de la II República un obrero de la MSP de San Román de Bembibre será elegido el primer alcalde democrático de la capital berciana, Francisco Puente Falagán.

El Ayuntamiento aprueba el Plan de Ensanche de la Puebla en 1933. El comercio y los servicios van en aumento en la ciudad. El Bierzo es una región industrial y la clase obrera tiene cada vez más fuerza. El 10 de diciembre de 1933 en Fabero, como preludio de lo que estaba por llegar, los obreros toman el Ayuntamiento y cortan las comunicaciones. Días antes, habían llegado a la estación de Ponferrada dos cajones con bombas enviadas por el Sindicato Único de Barcelona y un contenedor desde León con medio centenar de pistolas y escopetas. Los mineros proclaman el Comunismo Libertario y van tomando pueblos hasta llegar a Cacabelos.

El alcalde de Ponferrada Francisco Sánchez informa al gobernador Echevarría para frenar a los insurgentes. Se envía a la capital berciana al 36 Regimiento y tres aviones del aeródromo de la Virgen del Camino. La insurrección termina el día 11 con la llegada del regimiento de Burgos y los refuerzos de guardias civiles a Cacabelos. Los mineros huyen entonces a las montañas de Ancares y Fornela. Los cabecillas cruzan a Asturias donde participarán activamente en la revolución minera de 1934.

En 1934 se inaugura el teatro Edesa, promovido por la Empresa de Espectáculos Sociedad Anónima (Edesa) creada un año antes. La primera proyección fue la película ‘Melodía de arrabal’.

El 7 de octubre de 1934, dos mil mineros de la cuenca del Sil, de Toreno, de Matarrosa y de Páramo, bajaron como un alud de las montañas y se apoderaron de Bembibre. Fue el día que los mineros indultaron al Cristo rojo. Proclamaron la República Socialista en el Ayuntamiento, rociaron la iglesia con gasolina y le prendieron fuego. La clase obrera berciana tenía una posición de poder importante, sólo la MSP tenía 1482 obreros en 1935 y extraían 309,2 millones de Tn. de carbón.

El 18 de julio de 1936 en Ponferrada el alcalde socialista Juan García Arias, se niega rotundamente a entregar de armas y confía en la lealtad de las fuerzas del orden. Grupos de mineros bercianos se adentran en la provincia de Lugo, son expulsados y perseguidos por artilleros del Ferrol. El día 20 se produce un hecho clave, los guardias civiles del Bierzo reciben la orden de concentrarse inmediatamente en el cuartel de Ponferrada.

Con la caída de León en manos rebeldes miles de mineros asturianos se dirigen a Ponferrada para coger el Ponfeblino y volver al frente del Norte. Al llegar a la ciudad pretenden quemar la antigua Iglesia de San Pedro, sin embargo el alcalde hace frente a los exaltados y lo impide. Grupos de mineros y civiles organizados por el teniente de la Guardia de Asalto Alejandro García Menéndez se unen a los sindicatos obreros bercianos que sitiaban el cuartel defendido por el capitán Losada. Los mineros van perdiendo posiciones consiguiendo los guardias en la tarde del 21 de julio tomar el teatro Edesa, en la Plaza Lazurtegui.

Esa tarde una columna de vanguardia con unos 200 hombres del 30 Regimiento de Infantería de Burgos apoyada por algunos aeroplanos procedentes de la Virgen del Camino hacen entrada en Ponferrada, liberan definitivamente el cerco al cuartel. Posteriormente tras hacer fuego de mortero sobre el Ayuntamiento lo toman y detienen en el Hotel Lisboa al alcalde Juan García Arias.

Ante la inminente llegada de tropas rebeldes de Lugo los mineros huyen hacia el Valle del Sil y van ocupando posiciones. Juan García Arias sería fusilado el día 30 de julio en Puente Castro tras estar detenido en el actual Parador de Turismo de San Marcos (León).

Aunque los mineros en su retirada vuelan todos los puentes sobre el Sil, las poblaciones del Valle del Sil van cayendo a principios de agosto. Matarrosa el 3, Páramo el día 4 y Villablino el día 6, el puerto de Somiedo marcará la línea del frente del Norte.

La MSP se militariza y su director Marcelo Jorrisen “el Belga” se convierte en capitán del ejército sublevado. Las minas son de interés estratégico y Franco sacará mucho rédito de ello. Empresas como Gaiztarro, Diego Pérez y MSP entre otras harán donativos y se pondrán al servicio del dictador que tanto les favorecerá con los campamentos penales que se crean en las explotaciones mineras con los prisioneros de guerra y presos políticos.

Panorámica de la Puebla años 40 | © Facebook

Ponferrada años 50 | © Facebook

Mercado de Abastos años 50 | © Facebook

Estación FF.CC. Ponferrada – Villablino años 50 | © Facebook

El Esplendor

El bloqueo internacional a la dictadura franquista tras la victoria de los aliados en la II Guerra Mundial obliga a llevar una política autárquica. El carbón se convierte en la fuente de energía más importante para el país y las cuencas mineras del Bierzo y Laciana jugarán un papel fundamental en la política energética e industrial de la dictadura.

En 1940 vivían 7790 personas en Ponferrada 300 más que en Villablino, diez años después en 1950 tenía 16.877 habitantes, el municipio 23.773 vecinos. Nada menos que el 58% de los residentes en 1950 habían nacido fuera del municipio. La ciudad crece físicamente en desorden, el plan de ensanche de 1933 jamás se aplica y la Puebla choca en su expansión con el cerco que le tienden las fincas de MSP. La oferta de suelo edificable es paupérrima y la necesidad de viviendas es acuciante, la Puebla se encarece y la clase obrera de rentas bajas se ve expulsada de la ciudad.

Se crean barrios marginales en las periferias de los centros productivos como Flores del Sil, Cuatrovientos y la Placa, cerca del poblado de Compostilla nacerán los barrios del Lago y del Canal. En 1941 MSP cede una parcela para edificar el cuartel de la Guardia Civil. A partir de 1946 comienza la construcción del complejo administrativo, residencial y de servicios de MSP en Ponferrada fue diseñado por los arquitectos José Manuel Mendoza Ussia y Manuel Cabanyes Mata alrededor de la estación del Ponfeblino.

El complejo incluye bloques de diferentes tipos de viviendas para las diferentes categorias laborales dentro de la empresa, desde obreros a ingenieros. Aunque desde 1920 la empresa había puesto en marcha unas escuelas es en 1949 cuando se inaugura el actual CEIP Valentín García Yebra. En 1942 la Academia de Ponferrada para formación técnica y general. El hospitalillo se construye en 1951. En 1952 comienza a funcionar la Escuela de Aprendices. Después las oficinas generales, el economato y la residencia de solteros. En Flores del Sil se construirá otro poblado para los trabajadores de la empresa con 394 viviendas. En 1959 todas están ocupadas.

La extracción de wolframio que se prolonga hasta la guerra de Corea y el comienzo de la explotación de los filones de hierro de los cotos Wagner y Vivaldi contribuye al desarrollo de la MSP. En 1957 nace Roldán S.A ese mismo año el Mercado de Abastos se traslada a su actual ubicación en la Puebla. 

En 1960 vivían en la capital del Bierzo 29.222 personas, en el municipio 37.057 personas. La ciudad multiplica su población por diez desde 1900. Entre 1940 y 1960, Ponferrada es la ciudad española de mayor crecimiento, más de un 100%. Es en esta época de prosperidad cuando se empieza a conocer como la “Ciudad del Dólar”. Cafés, restaurantes, hoteles y teatros llenan la ciudad en 1946 se pone en marcha el actual Teatro Bergidum, como respuesta de la burguesía de la zona alta de la ciudad al éxito del Teatro Edesa. En 1947 se inaugura el Cine Morán, en 1957 el cine Sil y en 1962 el Teatro Adriano.

El Ponfeblino en 1960 tuvo 440.400 usuarios transportaba 1207 viajeros diarios de media. En 1963 cierra la fábrica de curtidos Matinot de herencia artesanal modernizada en 1942. En esta década MSP cede terrenos al Ayuntamiento para una promoción de viviendas públicas de la Obra Sindical del Hogar frente a la estación de Renfe.

Plaza Lazúrtegui, años 60. | © Facebook

Avenida de la Puebla,años 60. | © Facebook

Estación de Ponferrada, años 60. | © Facebook

Panorámica de Ponferrada, años 60. | © ileon.com

El ocaso del gigante

En 1970 Ponferrada tiene 36.963 habitantes y en el municipio residen 45.257 personas. El cambio en el modelo energético restó importantes clientes a las empresas mineras, RENFE abandona el carbón y consumo doméstico cae sustituido por la electricidad y el gas. El carbón queda reducido a la generación de energía eléctrica. Esta dependencia de la industria energética se vio reforzada por la puesta en marcha de los nuevos grupos de Compostilla II y la Central Térmica de Anllares.

La pérdida de mercados y la falta de rentabilidad de las minas de hierro de los cotos Wagner y Vivaldi frustran definitivamente el proyecto siderúrgico. Esto significa el fin del vínculo productivo entre MSP y Ponferrada. Las razones son evidentes, Ponferrada era la puerta de salida para el carbón y al desaparecer RENFE como cliente no tenía sentido mantener instalaciones para asegurar la transferencia a la red ferroviaria estatal. Las centrales térmicas a las que se podía suministrar carbón tampoco necesitaban las instalaciones de Ponferrada. Finalmente MSP opta definitivamente por centrar su negocio en la actividad extractiva en Villablino.

En 1970 el Ponfeblino tuvo 229.900 usuarios con una media diaria de 630 personas. En 1971 se hace una reducción del Capital Social de la MSP y se da de baja su central eléctrica en Ponferrada que permanece clausurada hasta el 14 de julio de 2011 tras su conversión en La fábrica de la Luz.

Ponferrada sigue cobrando importancia ya que en ese momento es un nudo de comunicación fundamental entre la meseta y Galicia. El incremento del nivel de consumo y la terciarización de la ciudad sirven para dar cobertura a un área de influencia que además del Bierzo, Laciana y la Cabrera engloba a municipios de Ourense hasta Valdeorras y de Lugo hasta Becerreá. De ahí la idea de Ponferrada, alejada más de 100 km de León, como una capital provincial sin reconocimiento administrativo.

En 1975 cierra el Teatro Edesa y entra en crisis el sector metálico con los cierres de Talleres Sicalor y Talleres Canal. El coto Vivaldi cierra en 1977. En 1978 desapareció el tren Mixto del Ponfeblino. En 1979 cierra el cine Sil. 

En 1980 Ponferrada tiene 43.459 habitantes y el municipio 45.257 vecinos. Ese año el ferrocarril dio servicio a 7900 usuarios, la media diaria era de 22 pasajeros. El 10 de mayo de 1980 realiza su último servicio de viajeros, 61 años después de su viaje inaugural. En ese año MSP cede terrenos para construir la estación de autobuses y la avenida de la Libertad. El coto Wagner cierra en 1982. Los cierres en 1985 del cine Morán y en 1986 de los teatros Adriano y Bergidum marcan el fin de una época para los ponferradinos.

El paisaje urbano de la ciudad queda marcado por la improvisación urbanística y el poder de la MSP. Desde hace años el símbolo de la ciudad es una montaña artificial de carbón con una base de 15 hectáreas que acumuló estériles hasta alcanzar los 608 metros de altura y que separaba Compostilla del resto de Ponferrada.

Entre 1980 y 1989 la crisis del sector minero es muy grave y con ella la empresa contempla la enorme bolsa de suelo que posee como una oportunidad para obtener liquidez. En 1987 MSP y el Ayuntamiento firman un convenio por el que la finca del Belga (actual parque del Temple), el poblado de Flores de Sil, el economato y la estación del ferrocarril a Villablino pasan al Ayuntamiento y la empresa se compromete a restaurar la denominada montaña de carbón y a cederla al municipio en 10 años.

A cambio la MSP obtenía la recalificación como suelo urbanizable de casi 1.000.000 de m2, y el consentimiento municipal para que la empresa aprovechase los estériles acumulados en sus terrenos. Esta etapa concluye cuando en 1989 se desprende de los terrenos recalificados, materializando las correspondientes plusvalías.

En 1990 viven en Ponferrada 60.401 personas y poco después en 1993 MSP fue declarada en quiebra. Se producen grandes movilizaciones que terminan en la I Marcha Negra. La MSP se salvaría de este proceso concursal. Una quiebra con continuidad de actividad, un caso único en la historia judicial española. Después fue adjudicada por Caja España a Victorino Alonso.

El desarrollo urbanístico de las parcelas de MSP se convertirá en un gran negocio. Para agentes ajenos a la empresa, quienes moverán ingentes cantidades de dinero. En poco más de quince años la MSP deja de ser en el gran obstáculo para el crecimiento urbano de Ponferrada. La ciudad se convierte en objeto de fuerte especulación urbanística y el paisaje de vacíos y ruinas industriales cede paso a otro dominado por los usos residencial y terciario. La única parcela que parece resistirse es la conocida como PAU1 de 71,4 hectáreas. Sobre la que se levantará el actual barrio de la Rosaleda. Caja España la embarga a Inmobiliaria Minero y se la vende al Ayuntamiento por 3600 millones de pesetas.

Avenida de la Puebla, años 80. | © Facebook

Piscinas municipales y Hospital Camino de Santiago, años 80. | © Facebook

Instalaciones deportivas y montaña de carbón, años 90. | © Facebook

Demolición de las últimas vivendas de la antigua Puebla. | © Facebook

El siglo XXI

En el año 2000 Ponferrada tiene 62.642 habitantes. Entre 1990 y 2000 la población solo aumenta en 2241 habitantes sin embargo el ritmo de producción de vivienda es espectacular entre 1992 y el 1999 se construyen en Ponferrada 5102 nuevas viviendas.

En 2001 el Ayuntamiento crea Pongesur con capital íntegramente municipal y bajo la alcaldía de Ismael Álvarez con su continuación en los sucesivos mandatos de López Riesco, Folgueral y Merayo estando en la actualidad en proceso de disolución. Esta sociedad pretende aligerar los trámites burocráticos, pero la realidad es que recibe múltiples sentencias por la irregularidad en sus actuaciones a lo largo de sus 18 años de existencia.

La herencia industrial de la ciudad no es vista como una oportunidad para su relanzamiento; bien al contrario, se considera una pieza más en la producción de ciudad, sostén de nuevos espacios residenciales sometidos al mercado inmobiliario, generando grandes beneficios a los constructores, promotores y Ayuntamiento.

No existe una visión política coherente sobre lo que debe de ser la ciudad, únicamente hay adaptación, más o menos interesada, a una nueva base económica crecientemente terciarizada. En 2007 la construcción emplea a 7577 residentes en Ponferrada lo que representa el 17% del total de la población activa.

La locura especulativa que se produce desde finales de los años ochenta continúa y lleva a la construcción de 11.367 viviendas entre 2000 y 2008, en ese periodo la población aumenta en 4736 habitantes.

Ponferrada, antes una ciudad netamente industrial, pierde personalidad y se asemeja a tantas otras urbes que ven en la producción de suelo residencial y la venta de viviendas un sostén básico de su economía, la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria serán un duro golpe para este modelo de desarrollo. Nunca en el quehacer institucional hubo una estrategia dirigida al aprovechamiento del pasado industrial de la ciudad.

En el año 2008 Ponferrada celebra su centenario como ciudad y en ella habitan 67.969 vecinos. La vieja Minero Siderúrgica de Ponferrada desapareció en su 90 aniversario. En octubre de 2008 se unió con la asturiana Minas del Coto Cortés para crear Coto Minero Cantábrico (CMC), actualmente en proceso de liquidación.

La MSP marcó para siempre el desarrollo urbanístico y económico de Ponferrada y sus consecuencias perduran en la actualidad