Seleccionar página

Los pioneros del Bierzo Alto

Carlos Lemaur es un ingeniero francés que trabaja en la construcción del Camino Real en 1764.  Durante las obras encuentra carbón en las proximidades del convento de la Orden Tercera en Cerezal de Tremor al pie de una cuesta que llaman el Morueco. Por lo que le dicen deduce que el terreno donde hay carbón se extiende hacia Bembibre.

Su informe es el documento más antiguo sobre el carbón berciano. Este ingeniero estudia la posibilidad de llevar el carbón descubierto en el Bierzo, mediante una red de canales hasta cerca de Madrid y distribuirlo por toda Castilla.

La siguiente referencia se conserva en el Archivo Histórico Municipal de Castropodame. Un documento del año 1866 en el que se alude a una mina de carbones en el término de Viloria. El 28 de agosto del año 1861 se le había otorgado el permiso de explotación a Rafael Tolosa López.

El trazado del ferrocarril permite descubrir pocos años después algunas capas de carbón en el trazado de Brañuelas a Torre del Bierzo. En 1863 el tren llega a León, en 1866 alcanza Astorga y en 1868, ya se encuentra en Brañuelas pero allí se detienen.

La dificultad del trazado para salvar el desnivel que existe entre el puerto del Manzanal y Ponferrada paraliza las obras hasta que en 1883 se termina el trazado gracias al diseño del ingeniero Melitón Martín. Durante quince años los pasajeros bajan del tren en Brañuelas y van en diligencia hasta Torre de Santa Marina (antiguo nombre de Torre del Bierzo).

En aquel momento Ricardo de Llano que estaba en contacto con los constructores del ferrocarril solicita las primeras concesiones mineras denominadas “Torre” y situadas entre Torre del Bierzo y Cerezal de Tremor. Esas concesiones pasan después a manos de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP).

A partir de 1891 diferentes personas realizan denuncias de concesiones mineras, gentes de lo más variado, el único berciano era Francisco Balín de Bembibre. En 1900 el Bierzo Alto tiene 14.350 habitantes. En 1901 Marcelino Suárez compra diferentes concesiones sobre las que se asentará la empresa Antracitas de Brañuelas.

Tambíen en 1901 Pedro Villa de la Robla denuncia dos grupos a los que llaman “la burgalesa” a nombre de la Sociedad Minera de Burgos y se instalan en Santa Cruz de Torre y la Silva. El carbón que extraen se baja en carros a la estación de Torre del Bierzo pero poco después su mala organización les lleva a la ruina.

El grupo Santa Marina pasa a manos de Juan F. Solís y su socio Campomanes que hacen un tendido de vía hasta Torre y construyen un lavadero. Se mantiene en funcionamiento hasta el final de la I Guerra Mundial al final de la cual se deshace la sociedad.

El transporte hasta los cargaderos del ferrocarril se realiza en carros tirados por bueyes. En 1913 el empresario Benito Viloria hace una relación de los arrieros que transportaban el carbón de su mina. Benito Viloria Albares nace en 1884 en Torre del Bierzo invierte en una mina en la localidad de La Granja de San Vicente. Con el tiempo compra una decena de explotaciones siendo precursor del grupo Viloria.

La dificultad del trabajo en unos yacimientos excesivamente complejos desde el punto de vista estructural, el transporte y la inexistencia de capital local que pudiera dirigirse a esta actividad son los inconvenientes para que despegue la explotación de antracita en la cuenca del Bierzo Alto.

Mapa capas carboníferas Bierzo Alto | © Instituto Geominero de España

Cribado de carbón en Bembibre | © IGME

Antracitas de Santa Cruz | © IGME

Cargue antracitas de Brañuelas | © ileon.com

El nacimiento de la minería moderna

La I Guerra Mundial es el detonante de la puesta en marcha de empresas como Antracitas de La Espina creada en 1917, Antracitas de Brañuelas que nace en 1918 y Antracitas de Albares y Torre que se se funda en 1919.

Marcelino Suárez González, director gerente de Antracitas de Brañuelas impulsa la construcción en 1919 de la primera línea de teleférico para el transporte de antracita. La conocida como línea de baldes tiene 6 kilómetros y lleva el el carbón desde Almagarinos hasta los cargues de Brañuelas. El sistema funcionaba gracias a una máquina de vapor.

En 1932 Antracitas de Brañuelas abre el camino de las Bárcenas para los camiones que transportaban, carbón, alimentos y personas entre Almagarinos y Brañuelas. En 1933 Antracitas de Brañuelas modernizó sus instalaciones en Almagarinos, construyendo un taller de clasificación y lavado de carbones e instalando un nuevo cable para salvar el río Tremor y transportar el carbón al lavadero. La obra se culmina con la electrificación del cable hasta Brañuelas.

En Espina de Tremor, Carbonífera instala su teleférico en 1950 desde el poblado de San Pedro. En Tremor de Arriba, Alto Bierzo (los Rubios) instala su teleférico en 1962 y Heras y García Nieto S.A. instala el suyo en 1965. En 1966 cuatro líneas de baldes llegaban desde el valle del Tremor a Brañuelas para alcanzar los vagones ferroviarios.

La guerra civil dura poco tiempo. Bembibre cae en manos de los sublevados el 27 de julio de 1936 y se intenta organizar la resistencia en Torre de Santa Marina pero los pueblos del Bierzo Alto van cayendo y comienza una brutal represión. Muchos denunciados como subversivos por sus propios convecinos son campesinos o mineros prácticamente analfabetos que forman parte de las uniones obreras.

Partidas de falangistas,entre las que destacan la de Noceda dirigida por «el Embustero», siembran el terror y el pánico en los pueblos del Bierzo Alto. El 5 de mayo de 1937 fusilan a los conocidos como «los veinte de Bembibre” entre los que se encontraba el alcalde de la capital del Bierzo Alto, Arturo García Alonso.

Trabajadoras en el teleférico Almagarinos – Brañuelas | © ileon.com

Teleférico en Brañuelas| © Museo del Ferrocarril de Brañuelas

Camión transporte Carbones Quiñones | © Diario de León

Tansporte Mina Sorpresa Bembibre| © Facebook

Los empresarios mineros imponen su ley

El 2 de agosto de 1940 la gestora impuesta por la oligarquía falangista de la recién estrenada dictadura del Ayuntamiento de Albares de la Ribera sometía a deliberación y acuerdo la propuesta de aprobación de «la justa demanda de cambio de capital de este municipio y de denominación del mismo al pueblo de Torre, con el nombre de Ayuntamiento de Torre del Bierzo».

La gestora aprueba el cambio y se decide el traslado del Ayuntamiento. Al frente de la gestora estaba Virgilio Riesco como alcalde, con otro empresario minero, Avelino Silván, como teniente de alcalde. La justificación es que el pueblo de Torre de Santas Marina es el más céntrico del municipio, el mayor núcleo de población y el de más importancia industrial y comercial. Por Torre pasan las líneas telefónicas y telegráficas y la carretera nacional VI.

No hay que olvidar tampoco la importancia del ferrocarril, ya que Torre del Bierzo tiene la estación más importante y además alberga la reserva de máquinas del ferrocarril del Norte de España en ese momento hay 221 ferroviarios en Torre.

En 1952 en Folgoso de la Ribera hay 6 explotaciones mineras con 62 trabajadores, en Torre del Bierzo 20 explotacione con 1182 trabajadores, en Brañuelas 5 expotaciones con 207 trabajadores y en Igüeña 1 explotación con 182 trabajadores. En total 32 explotaciones con 1633 trabajadores. Estos datos dan una idea de la importancia de la mineria en el Bierzo Alto y como Torre del Bierzo era su centro más importante. 

Vista de Torre del Bierzo y su estación | © Facebook

Grupo Torre de Antracitas de Brañuelas, 1952. | © IGME

Acta cambio de Ayuntamiento| © ileon.com

Grupo Viloria Alto Bierzo en la actualidad I © ileon.com

El día más negro del Bierzo Alto

El 3 de enero de 1944 se produce el accidente de Torre del Bierzo considerado el siniestro ferroviario más grave de la historia de España. El tren correo-expreso 421 había salido de la Estación del Norte de Madrid a las 20.30 horas del 2 de enero. A las 7.45 horas del 3 de enero entra el tren correo en la estación de León con una hora y diez minutos de retraso.

La locomotora tiene problemas en el sistema de frenado, pero se ordena que siga adelante con el viaje para no añadir más retraso. Cuando llega a Astorga, pasado el mediodía, ya acumula dos horas de retraso e inicia el descenso hacia la rampa de Brañuelas y el túnel de lazo. Los problemas mecánicos crecen y los maquinistas deciden dejar una sola locomotora en La Granja que es incapaz de contener la velocidad.

El tren correo desciende sin control, intentando frenar por todos los medios y avisar con su silbato de vapor. Pasan diez minutos de la una del mediodía cuando entra desbocado en la estación de Torre del Bierzo, que ya había sido alertada, y se dirige inevitablemente hacia el túnel número 20.

En el interior del túnel hay otro convoy, una máquina con una plataforma y dos vagones de carbón que está realizando una maniobra. Aunque trata de abandonar el túnel en dirección contraria no le da tiempo y son despedidos varios metros en el choque.

En vista del retraso que acumulaba el tren correo, en la estación de Bembibre se autoriza el acceso a un tren de mercancías formado por 27 vagones cargados con 900 toneladas de carbón remolcados por una máquina modelo Santa Fe.

Tras cruzar el túnel 21, el maquinista y el fogonero del convoy que se encuentra de maniobras dentro del túnel sale al encuentro del mercancías para tratar de frenarlo. No lo consiguen y en el interior del túnel la llamas agravan la tragedia impidiendo el rescate de las víctimas que habían quedado atrapadas.

Cinco vagones quedaron atrapados en el interior del túnel número 20. El maquinista y el fogonero, que iban en la locomotora del tren correo, sobrevivieron al choque. Según Vicente Fernández en sus últimas investigaciones fallecen alrededor de 150 personas.

El historiador confirma el problema de frenos como la causa principal del accidente y sostiene que hubo toda una cadena de errores que agravaron sus consecuencias. Se juzga al maquinista, al fogonero y al propio jefe de la Circunscripción de Tracción de León, Luis Razquín. El accidente fue silenciado por la dictadura y las víctimas fueron olvidadas.

Una de las consecuencias del accidente es que el 15 de diciembre de 1949 se inaugura la electrificación entre Torre y Brañuelas. En 1954 se instala en Ponferrada la primera mesa de Control de Tráfico Centralizado montada en vía única en una línea general de España, que evitaba los choques de trenes mejorando la seguridad de la línea. El aumento del transporte de carbón fuera del Bierzo es cada vez mayor y es necesario controlar esta línea y evitar desastres. Este sistema es visitable en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada y está considerado como una de las 25 efemérides más importantes de la historia del ferrocarril en España.

Accidente en Torre del Bierzo | © Facebook

Accidente Torre del Bierzo | © Facebook

Accidente Torre del Bierzo | © Facebook

Vías de tren a la altura de La Granja | © www.torredelbierzo.es

Los ángeles de la guarda del Bierzo Alto

Los accidentes en la mina siempre han sido trágicos y en su mayoría han terminado con la muerte los mineros. Para velar por la seguridad de los trabajadores el 25 de septiembre de 1986 se firma el acta de constitución de la Brigada de Salvamento del Bierzo Alto.

Su misión es salvaguardar las vidas y propiedades mineras comprometidas por accidentes, tales como hundimientos, inundaciones, explosiones o fuego además de crear y mantener un auténtico espíritu de prevención y seguridad. Las 46 empresas firmantes aportan recursos económicos y a sus mejores hombres como salvaguarda de los demás proporcionalmente a su número de trabajadores. Después vendrían otras empresas que vieron la importancia de formar parte de esta Brigada que llega a proteger y dar cobertura a casi 3.000 mineros.

Las empresas firmantes fueron la Asociación de Minas de León, Antracitas de Brañuelas, Antracitas del Boeza, Antracitas de Toreno, Antracitas Olle, Antracitas del Salgueiro, Antracitas de Quiñones, Alto Bierzo, Antracitas de La Vela, Mina La Morena, Audelino Blanco López, Berciana de Minas, Carbones San Antonio, Carbialsa, Contratas Mineras, Carbones Montealegre, Campomanes Hermanos, Francisco Ramos Toribio, Grupo Minero Porvenir, Hermanos Balado, Minas Asociadas, Malabá, Minas de Navaleo, Viloria Hermanos, Mina Celestina, Mina Visi, Mina Emilio, Minas y Explotaciones Industriales (Minex), Mina Josefita, Minas Silván, Minas de Valdeloso, Virgilio Riesco, Alfredo Silván Viloria, Antonio de la Rocha Sánchez, Antracitas de Fervienza, Antracitas de La Granja, Antracitas de La Silva, Antracitas san Antonio, Carbones del Río Tremor, Carbones El túnel, Minas Leonesas de Espina, Nicanor Jáñez Hernández, Ramiro Alonso y Senén Ramos.

La Brigada de Salvamento la forman cuatro equipos distintos divididos por las subcuencas: Tremor, Bembibre, Noceda y Torre siempre coordinados entre ellos. Todos los brigadistas aportan lo necesario ante cualquier emergencia que ocurriera y deben de estar siempre lo más localizables posible. La primera Brigada de Salvamento la constituyen estos 19 hombres:

Federico Fernández, ingeniero técnico de Minas Navaleo; Manuel Augusto Estéves, vigilante de Minas Navaleo; Raúl Suárez López, ingeniero técnico de Viloria Hermanos; César Ferrero, Barrenista de Viloria Hermanos; Manuel Doval, vigilante de Carbones San Antonio; Pedro Luis Vaz Carbajo; vigilante de El Porvenir; Leoncio Martínez Gómez, vigilante de Minex; José Santa Marta González, ingeniero técnico de Minex; Armando Colado, también vigilante de Minex, José Augusto Coelho, vigilante de Antracitas de Brañuelas; José Manuel Alonso Quintana, vigilante de Antracitas de Brañuelas; Nicolás Blanco García, picador de Alto Bierzo; José Rodrígues Cabaleira, Barrenista de Alto Bierzo; Antonio Morán García, vigilante de Campomanes Hermanos, Ángel Contreras, vigilante de Campomanes hermanos; Gerardo de la Torre García, oficial de Minas de Navaleo, Ubaldo García López, vigilante de Campomanes hermanos, Julio Rodríguez Álvarez, vigilante de Viloria hermanos y Octavio Novoa García, oficial de mantenimiento de Antracitas del Salgueiro.

Brigada de Salvamento del Bierzo Alto en 2019 | © www.lanuevacronica.com

Instalaciones abandonadas Pozo Malabá | © archivohistoricominero.org

Aguas contaminadas en la entrada Tunel Santa Bárbara | © Archivo Historico Minero

Instalaciones abandonadas y aguas contaminadas en Antracitas de Brañuelas | © Archivo Histórico Minero